Seleccionar página

La música tiene un poder inigualable porque con ella, nuestros niños pueden desarrollar habilidades a muy corta edad. A su vez, la música puede tener un gran impacto en la actitud de los niños en cuanto a su proceso de aprendizaje y desarrollo personal. Por este motivo, regalar un instrumento musical puede convertirse en un gran beneficio a largo plazo. 

El violín, sería un gran instrumento para empezar a ejercitar la memoria, las funciones motoras, la audición y por supuesto, la disciplina y la creatividad en el infante. De esta forma, diferentes estudios afirman que el aprendizaje instrumental tiene la habilidad de desarrollar numerosas capacidades cognitivas y neuronales, las cuales pueden reflejarse en su entorno personal y profesional. 

La música y el estado de animo

Para James Hudziak, la música y el violín pueden ser más poderosos que cualquier tratamiento farmacológico en caso de depresión. Así mismo, afirma que la música es un lenguaje universal que, al formar parte de la evolución humana, podemos llegar a alcanzar altos niveles de sensibilidad, concentración, superación y capacidad en la toma de decisiones en torno al fortalecimiento de nuestra identidad

Dicho esto, podemos afirmar que la música es una excelente herramienta para que los niños, en su fase de desarrollo, puedan descubrirse, controlarse y superar hechos negativos que podrían estar afectado su estado mental:

  • Depresión.
  • Ansiedad.
  • Agresividad.
  • Dificultad de concentración. 

Al estudiar un instrumento musical, estimulamos ciertas regiones del cerebro que a su vez, mantienen una estrecha relación con la conducta humana y que, con el tiempo, nos ayudará a vincularnos con el autocontrol.

Beneficios de tocar el violín y otros instrumentos musicales

  • Facilita la interacción social.
  • Desarrolla valores extra e intrapersonales. 
  • Combate los niveles de estrés. 
  • Refuerza el sistema inmunológico.
  • Fortalece la memoria. 
  • Ayuda en el autocontrol y disciplina.
  • Incrementa la confianza en sí mismo.
  • Aporta un nuevo enfoque sobre la historia y la cultura.
  • Estimula las sensibilidad humana y la intelectualidad. 
  • Se adquieren conocimientos mientras podemos divertirnos de forma sana. 

¿Qué edad es la correcta para empezar a aprender?

Es importante que, siendo músicos o no, empecemos a cultivar la apreciación musical desde el vientre materno. Tal es la importancia y la efectividad de este Método que hoy en día, algunas escuelas de música dan clases especializadas en la estimulación temprana desde el vientre materno o del infante

Así, a través de actividades que permiten despertar e incentivar el interés por la música. Además, es posible llegar a desarrollar capacidades para definir, reconocer y reproducir sonidos con más detalles. 

Si seguimos el eficaz Método Suzuki, descubriremos que la edad ideal para empezar a tocar violín es a partir de los 3 años. Aun así, nunca es tarde para empezar, ya que la constancia definirá nuestro éxito y podremos abarcar otros estilos y formas de tocar nuestro instrumento. 

Como padres es importante que respetemos el tiempo y la manera en que nuestros hijos emprenden el proceso de aprendizaje. De esta forma, nos será más sencillo crear lazos afines que nos acerquen más a aquello que anhelan ser. 

Artículos Relacionados


Share This